Puzzle Pieces The Omaha System: Solving the Clinical Data-Information Puzzle
 
Overview
FAQ
Case Studies
References
Links
Conferences
Board of Directors
Listserv
Languages
  English
  Español
  中文
Photo Gallery
Contributors

Elementos sobre el Sistema Omaha en Español

La carencia de los grandes volúmenes de datos: Conseguir el bienestar, la fuerza y la perspectiva individual completa

Sinopsis

Antecedentes: Los registros sanitarios electrónicos (RSe) proporcionan una visión clínica de la salud del paciente. Se está empezando a disponer de los RSe mediante grandes conjuntos de datos, lo que posibilita una investigación que transformará el panorama de la investigación sanitaria. Se necesitan métodos para incorporar las dimensiones y puntos fuertes del bienestar en los grandes conjuntos de datos. El propósito de este estudio era examinar la posible convergencia del modelo de bienestar con un estándar de terminología con conexión clínica, el sistema Omaha, para documentar las evaluaciones del bienestar.

Objetivo: Planificar el sistema Omaha y el modelo de bienestar para su uso en una evaluación del bienestar de RSe clínicos y evaluar su viabilidad en la descripción de los puntos fuertes y las necesidades de los adultos que surjan de esta evaluación.

Métodos: El modelo de bienestar y el sistema Omaha se elaboraron mediante técnicas de asignación de conceptos. Basándose en esta elaboración, se desarrolló una evaluación del bienestar y se implementó en un RSe clínico. A partir de las evaluaciones del bienestar se extrajeron datos de indicadores de los puntos fuertes y de los signos o síntomas de 5 ancianos que vivían en una comunidad residencial y se analizaron empleando estadísticas descriptivas y técnicas de visualización de patrones estándar.

Resultados: El acuerdo de la asignación inicial fue del 93,5 % con las diferencias resueltas por consenso. El análisis de los datos de bienestar mostró que los ancianos tenían una media de 34,8 (intervalo = 22-49) indicadores de puntos fuertes para 22,8 conceptos. Tuvieron una media de 6,4 (intervalo = 4-8) signos/síntomas para una media de 3,2 (intervalo = 2-5) conceptos. La relación entre indicadores de puntos fuertes y signos/síntomas fue de 6:1 (intervalo = 2,8-9,6). Los conceptos problemáticos con más signos/síntomas tuvieron menos puntos fuertes.

Conclusión: Juntos, el modelo de bienestar y el sistema Omaha tienen potencial para poder realizar una perspectiva individual completa y mejorar el potencial de una perspectiva del bienestar en la investigación de grandes volúmenes de datos sanitarios.

Karen A. Monsen, PhD, RN, FAAN, Estados Unidos; Judith Peters, RN, DNP, Estados Unidos; Sara Schlesner, BS, Estados Unidos; Catherine E. Vanderboom, PhD, RN, Estados Unidos; Diane E. Holland, PhD, RN, Estados Unidos

Mayo 2015
El sinopsis es información de dominio público de la Biblioteca Nacional de Medicina (NLM).

Presentando el Sistema Omaha en Hong Kong y China: 2010

“No hablamos inglés…pero sí hablamos el idioma del Sistema Omaha!”

Hong Kong y China fueron sede de una serie de talleres y ponencias acerca del Sistema Omaha durante las semanas del 18-31 Octubre de 2010. Las ponentes fueron Karen Martin de Omaha, Nebraska y Frances Wong de Hong Kong.  Las ciudades visitadas incluyeron Hong Kong, Hangzhou, Tianjin y Guangzhou. Las organizaciones anfitrionas fueron The Hong Kong Polytechnic University and Hospital Authority, Hong Kong; la Universidad de Hangzhou; la Facultad de Medicina y la Asociacion de Enfermería de Tianjin; y el Centro de Enfermería del Ministerio de Sanidad de Guangzhou. En cada sede,  Karen y Frances presentaron una descripción general del Sistema Omaha a una nutrida audiencia, al tiempo que clarificaron dudas sobre la adopción en la práctica del Sistema Omaha. Trás la descripción general del Sistema, se utilizaron casos prácticos en grupos reducidos de asistentes, lo que permitió a los participantes involucrarse activamente en el proceso de aprendizaje usando el idioma de su elección, y experimentar directamente el uso,y aplicación del Sistema Omaha a través de una serie realista (aunque ficticia) de casos clínicos prácticos. En total, 900 participantes provenientes de una amplia variedad de entornos tanto clinico, como educativo y gerencial asistieron a los talleres formativos.

El tour del Sistema Omaha fue todo un éxito. Muchos participantes efectuaron compras del libro del Sistema Omaha, se inscribieron como miembros del servidor electrónico de noticias Listserv del Sistema Omaha, y continúan su comunicación con Karen y Frances. El equipo adjunto de la Dra Wong, incluyendo a Susan Chow y Sue Yeung en Hong Kong, Xuejiao Zhu en Hangzhou, Yue Zhao en Tianjin, y Shaoling Wang en Guangzhou, fue parte fundamental para la consecución del viaje.

Frances Wong y su equipo de investigación han traducido el Sistema Omaha al idioma chino y lo han sometido a una validación rigurosa a través de numerosos estudios. Las publicaciones de dicho equipo de investigación se encuentran en www.omahasystem.org/references.html. Las peticiones de uso del Sistema Omaha en China han sido tan numerosas  que el equipo de investigación se encuentra actualmente trabajando con Karen Martin para hacer el Sistema accesible a todos aquellos profesionales que deseen emplearlo. El Sistema Omaha ha sido utilizado en China para como herramienta de trabajo en la atención a poblaciones de pacientes de diferentes edades y necesidades de atención, incluyendo problemas cardiacos, renales, respiratorios, cerebrovasculares y paliativos. Algunos de estos individuos se encuentran atendidos tanto en centros agudos como de larga duración; sin embargo, otros son ancianos  atendidos en la comunidad. 

Frances Kam Yuet Wong, RN, BSN, Dip Ned, MA, PhD
Profesor
Escuela de Enfermería, Universidad Politécnica de Hong Kong
Kowloon, Hong Kong, China SAR

Traducción por Enrique Castro Sánchez, MPH RGN DipTropNurs DLSHTM PgDipAesthMed
Enfermera Investigadora,
Imperial College London
Centro para la Prevención y Manejo de Infecciones
Londres, Reino Unido

Marzo 2012

Cuadro 17-1: Usando una terminología estandarizada

En nuestro centro de enfermería de atención primaria y salud pública usamos el Sistema Omaha, una de las terminologías estandarizadas reconocidas por la Asociación de Enfermería Americana (ANA, American Nurses Association). 

Desde mi punto de vista, usar esta terminología estandarizada ha sido muy valioso, tanto en mi papel de enfermera ‘sobre el terreno’ como en el de consultora en tecnologías de la información y comunicación, ya que el Sistema Omaha ha mejorado mi capacidad para articular la esencia y los pormenores de la atención enfermera en ambos roles. Si bien es cierto que este proceso ha necesitado de una dosis de paciencia y compromiso por mi parte para poder llegar a ser experta en "hablar este lenguaje", los resultados han valido la pena en términos de una atención de más calidad para mis pacientes. El aprendizaje de este lenguaje enfermero se facilita debido a que la gramática, sintaxis, conceptos y contenidos son similares al proceso de atención de enfermería: valoración, plantificación, intervención y evaluación.

La terminología se encuentra integrada completamente en nuestra hoja electrónica de enfermería, y basándose en ella se han creado unos planes de cuidados robustos, que pueden accederse fácilmente desde cualquier entorno donde se administren dichos cuidados, y que me ayudan a producir una documentación más eficiente y completa. Además, estos planes de cuidados pueden individualizarse fácilmente, permitiendo una respuesta adecuada a las necesidades particulares de mis pacientes, a la vez que reflejando los protocolos y procedimientos vigentes en mi centro. 

Con el uso de esta terminología estandarizada puedo intercambiar fácilmente información con otros centros de la región a través de herramientas electrónicas, lo que ha fomentado oportunidades para aprender y colaborar con otros profesionales enfermeros en una amplia gama de servicios y unidades de atención primaria y salud pública, desde control de la tuberculosis a intoxicaciones y toxicología pediatrica, por señalar unos ejemplos.

Los datos estandarizados generados por la terminología y conservados en la hoja electrónica de enfermería permiten llevar a cabo actividades de mejora de la calidad basadas en los cuidados enfermeros administrados directamente a los pacientes, y no en la interpretación secundaria de la documentación de dichos cuidados. Los datos son lo suficientemente detallados como para poder generar información significativa que permite describir las necesidades de los pacientes a los responsables financieros y gestores de cada centro, evidenciar los resultados de los cuidados de enfermería, y hacer más visibles los servicios que las enfermeras proveen para satisfacer las necesidades de salud de la población.

Pamela J Correll, RN, MS
Consultora en Enfermería Informática
Programa de Enfermería de Salud Pública, 
Maine Center for Disease Control and Prevention
Bangor, Maine, USA

Reimpreso con permiso: Correll PJ. (2009). Using a standardized terminology. In LQ Thede, JP Sewell (Eds.), Informatics and nursing: Competencies and applications (3rd ed.) (302). Philadelphia: Lippincott, Williams, & Wilkins.

Traducción ofrecida por Enrique Castro Sánchez, MPH RGN DipTropNurs DLSHTM PgDipAesthMed FRSTMH, Londres, Reino Unido.

Septiembre 2009